Especial Talleres Literarios: Daniel Zalazar

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

En San Juan proliferan los Talleres Literarios.
La discusión sobre la validez de los Talleres Literarios es y será siempre disfórica y compleja.
En San Juan proliferan los Talleres Literarios, continuos, breves, institucionales, particulares, específicos, generales, cuestionables, legendarios…
Los coordinadores de Talleres Literarios se parecen inevitablemente a sus Talleres.
Y es necesario que se pronuncien, que se enuncien, que se posicionen.
Aquí la palabra de algunos de los que se cuestionan, experimentan, acercan la palabra literaria como herramienta de una revolución profunda.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Daniel Zalazar

Estudió Literatura y Teatro en Argentina (San Juan, Buenos Aires y Córdoba) y en México (Ciudad de México y Aguascalientes) en distintas universidades, en talleres y en la calle.
Es autor de poesías, cuentos, obras de teatro y canciones publicadas en libros, revistas y youtube. Publicó los libros Poemas y Tragedia.
Actualmente trabaja como investigador y profesor adjunto en el Programa DICDRA (Programa para el desarrollo de la investigación y creación dramática) de la UNSJ y Dicta el Taller de Creación literaria en el MPBA (Museo Provincial de Bellas Artes). Como dramaturgista en el Grupo “Los Natalia”, residentes en el Teatro Municipal de la Ciudad de San Juan. Forma y hace seguimiento a distintos escritores de forma particular. Además trabaja dando clases particulares de Literatura.

Coordina el Taller “La Escritura Sensible”

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

17523136_1492389127472214_5003541168425351300_n

¿Cuál es el concepto de literatura desde donde parte tu taller?

Parto de un concepto de escritura artística, escritura como manifestación expresiva en movimiento, en palabras, en sonidos. Y el arte como un lugar de riesgo y experimentación, como un lugar político donde se trabaja para otro. El receptor, el público, el lector, tiene una importancia vital para quienes practican la escritura. El escritor-artista (su nombre, su biografía, sus anécdotas biográficas), en los términos de este taller, no tiene importancia.

¿Por qué crees que es importante la existencia de uno o varios talleres literarios?

Es importante para aquel que tiene inquietudes literarias y busca compartir espacios artísticos. Los talleres tienen valor (cuando lo tienen) por el tráfico de conocimiento en potencia que suscita el encuentro de alguien especializado en escritura o en literatura y de un grupo de escritores en estado de búsqueda. Personalmente, creo que el taller que elijo coordinar es importante porque está destinado a personas con experiencia en la escritura, entonces el curso es un espacio critico y colectivo donde se habita la escritura de uno (escritor o escritora) para otro.

¿Cuál es la frontera de un taller literario?

¡Qué se yo!

¿Con qué autores trabajás?

Jorge Luis Borges, Dylan Thomas, Fernando Pessoa, Ana Porrúa, José Campus, Adrián Campillay, Macedonio Fernández, Edgar Allan Poe, Cortázar, Piglia, Zelarrayán, David Mamet, Cipriano Arguello Pitt, Einsestein, Roxana Galard, Beckett, Tania Leyes, Aristóteles, Freud, Lacan, Kenneth Goldsmith , Antonio Escohotado .

¿Creés que los talleres deben durar un período largo, corto o indefinido?

Depende de las intenciones del coordinador; mis procesos creativos personales tienden a ser de periodos largos, entonces planteo sesiones anuales y regulares para que haya un seguimiento y una guía del proceso a largo plazo. Algunas veces trabajo en corto plazo por pedido de instituciones oficiales o comerciales.

¿Cómo caracterizarías al asistente sanjuanino de taller literario?

En general, desconozco. En mi curso necesito que los asistentes tengan un espíritu de comunión y de crítica, que sean capaces de despojarse en la mayor medida posible de su propio ego, que no busquen ser aceptados ni busquen el reconocimiento, necesito que no fuguen su energía en los títulos de poeta narrador o dramaturgo, que no fuguen sus energías pensando en los circuitos literarios, en los grupos de escritores, en el “ambiente de la escritura o literatura”. Es decir, que sean permeables a la materialidad de la escritura y sensibles al texto, sus niveles e implicancia política y social. Si llueve, no van.

¿Qué características debería tener un coordinador de taller literario?

Debería estar especializado en algún género literario, desde la teoría y la práctica. Debe tener una voluntad de seguimiento y de guía, abierto a recibir. Debe ser claro con la palabra, debe saber adecuarse a distintas instancias comunicativas. Debe estar dispuesto a entregar a los demás sus pasiones. No debe ser un adulador. Debe desconfiar de sí mismo, de sus propias ideas, del arte y sus discursos.

¿Qué panorama traen los asistentes de la literatura Sanjuanina?

Es panorama es alentador, no creen en la academia. Hay una necesidad de desobediencia e incomodidad, al menos con los que tengo contacto en mi curso. Una necesidad por apropiarse de las herramientas de la escritura artística.

Existe la opinión de que muchos escritores lucran o curran con un taller ¿Qué hace de un taller un taller?

Yo nombro taller a los espacios donde se desarrolla un trabajo teórico y práctico de alguna disciplina. En este caso, la lectura de textos hegemónicos y no hegemónicos, su respectivo análisis grupal, el desarrollo de un tema propio de la escritura mas la lectura, análisis, critica y tareas a futuro de los textos que pertenecen a los asistentes, hacen de “La escritura sensible”, un taller.
Creo que las opiniones del currar o no currar son para discutir en la verdulería. Hay casos, es cierto, conozco varios.

¿Cómo se retroalimenta tu producción propia con tu actividad de coordinador de taller literario?

En este punto existe una tensión. Siento que abandono por largos períodos algunos hábitos comunes y personales de escritura. Me focalizo en la escritura de los asistentes, me quedo pensando en sus textos, en lo que me resuenan sus modos de lectura o sus miradas, en cómo es la reacción ante ciertos textos, me planteo sus problemáticas, las analizo y busco herramientas para ellos. Es permanente retroalimentación reflexiva con una producción ajena.

¿Participaste alguna vez de un taller literario? ¿Cómo te influyó en su momento?

Nunca asistí a algún lugar con el nombre de “Taller Literario”. Sí he estado en residencias de escritura de Novela, de Dramaturgia y de Cine. Fui alguna vez a reuniones con escritores y me parecieron muy aburridas. Si pude tomar clases con grandes maestros de la escritura (Piglia, Laiseca, Bodoc, Heker) y también asisto asiduamente a congresos de literatura y de teatro donde uno consume mucho conocimiento. Personalmente y a la distancia, hubiese querido asistir a un lugar como el que yo propongo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s