Aproximación (4): José Campus

CAMPUS – QUINTEROS

La poesía de Campus como la de Quinteros para ubicarla en el campo de la estilística, tenemos que colocarlo dentro de lo que Leo Spitzer llamó con gran acierto “La Enumeración Caótica”. Una de las formas de la expresión lírica, -que si bien tiene mucho de antiguo es muy actual- nos permite sin equivocación, poder con claridad y una forma veridica, la creación de estos dos interesantes poetas, trayendo el uno y el otro, una poesía desconocida hasta el momento en San Juan.

El valor de cada uno de estos poetas es que su contenido poético es muy actual, tanto por la forma como el lenguaje empleado. “Por eso la literatura genuina de
un tiempo es una confesión general de la intimidad humana” (Ortega y Gasset).

– – – – – – – – – – – – – – – –

Campus

Sus versos están hechos de rebeldía, ansiedades, deseos de una verdad total y permanente. Ubicación del hombre en la vida clara y limpia de prejuicios.

Poesía social -en un primer momento- pero no panfletista, ni puesta al servicio de intereses ajenos, sino como manifestación de protesta humana, frente al desamparo y la soledad, en que vive su prójimo mediato; el que con él  va haciendo en lucha permanente su vivir cotidiano.

no me busques
en casas nuevas
búscame
en aquellas tejidas de adobes
donde vidrios rotos
lastiman vientos.

En otra de sus constantes se manifiesta un profundo sentido cristiano de la vida. Sabe que el hombre necesita de su canto, de su fe, de su entusiasmo. Se ubica ante sí diciendo: “Hay un Cristo que agoniza de olvido, entre trenes locos aturdiendo el silencio”.

La existencia en su totalidad, es el ingrediente que forma la materia primaria que da vida a sus versos:

De sus manos
se derraman los besos
está poblada de amor
estrellas deslizadas en el pelo…

Encontramos predominio de síntesis, equilibrando con metáforas superpuestas, de logro expresivo y directo el ordenamiento estético del poema:

Quiero…
              suprimir la luz.
                                  ignorar formas.
                                  reír
                                  sobre un cadáver de espejos

quiero
despertar
sombra
para que palpiten unidas
las manos de los hombres

Es sensitivo, casi tímido por humilde, dice el verso quebrado, con minúscula, a media voz como con miedo, como si le faltara aliento para dar término al poema; ello no es por falta de seguridad sino para ser más directo, llegar más rápido, permanecer con su esquema de una forma viva en la mente del lector.

En estos versos de expresión directa, cuyas metáforas se van concatenando y a medida que crece el poema se equilibran expresión y forma, dejando ver el hecho lírico con una pureza sin par:

Insiste la lluvia
fabricando goteras.

Se están deshaciendo
adobes del sueño.

Fría en la tarde
sin leña en la estufa

larga la noche
sin canto de estrellas.

De él hemos dicho con antelación que una de sus formas expresivas es la enumeración caótica para fijar con ejemplo, damos a continuación esta parte de uno de sus poemas, donde la misma base de su construcción.

Es esta simple soledad que me preocupa
este camino
estas calles
                      puertas del alto silencio
                      puertas muertas.

Es esta soledad
simple soledad acostumbrada
sobre mi piel recorrida

Piel de Manos
piel de labios
piel de espera
piel de largo día silenciado.

Esta soledad
hondo umbral de pájaros y lunas
conduciéndome,
                                          ¡hacia donde mis tres tiempos!
                                                                                mi gemido
                                                                                mi paso
                                                                                mi noche

hacia el cansancio y su risa de lata
hacia el total del miedo
hacia el total
hacia el total descifrado del misterio
hacia la nada.

Tendría una de sus frentes de inspiración en las canciones y poemas de García Lorca como una de las más mediatas, otra la hallaríamos en las Cantigas de Amigos, de los Cancioneros Portugueses y Españoles y una más cerca, más nuestra, por su realidad anímica y geográfica en las coplas de nuestros cancioneros: esto en cuanto a las formas.

Cuando se habla en estilística de fuentes o de antecedentes que puedan haber servido para que un poeta encuentre su cauce expresivo, no se está pensando groseramente en plagio; por el contrario, se ve,  se encuentra el cauce de la forma de expresar su poética. De esta manera una obra creadora está aportando aunque haya  asimilado formas expresivas de otros una nueva y personal manera de decir sus versos.

Esta poesía tan humana y tan llena de testimonio personal que nos da Campus, vitaliza la poesía en sí y coloca la creación lírica de nuestra provincia en una zona de privilegio. Campus justifica de una manera plena y lograda sus horas de trabajo.

– – – – – – – – – – – – – – – –

Se desliza.
en la piel asombrada.

Las manos,
vacías,
calientes
están deshaciendo de la flor
sus pétalos de sueños.

y la vida está riéndose.

la oigo
escondida en las esquinas.

la veo veloz
salpicándome pobreza.

y quiero gritar:
en mi mesa el pan no se endurece…

pero siempre
desde donde existe un silencio,
están llamándome.

– – – – – – – – – – – – – – – –

Cuando
penetran los silencios
lento,
acabándonos los ojos.

La tibia nostalgia de las cosas,
el monótono tiempo,
se vuelve
luz de vidrio
la pretendida estrella.
cruzan por el aire caballos muertos
y Dios,
se convierte inútil
en algún rincón de la cocina.

– – – – – – – – – – – – – – – –

Muerte,
no me asustas
porque estás en mí
desde el principio virginal.

Cuando te decidas,
quizás me encuentres
cruzado,
de espaldas,
frente al sol
con una estrella rota en cada mano.
Pero me convertirás
en astronautas sin casco
ni zapatos de plomo.
Transitaré astros.
Amaré los silencios del espacio,

Muerte,
no me asustas.
Muerte,
no te busco.
Muerte,
cuando te decidas.

– – – – – – – – – – – – – – – –

A mi padre
poeta de la siembra

Aprendió
canto
de manceras
y de riendas.

Rama musical
con inquietud
de estrellas.
Su alma.
se envolvió
en los remolinos
del tiempo
y fue
lluvia
sobre la tierra
seca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s